El Arte ¿Qué tipo de producto es? ¿Cómo es consumido en realidad? Arts & Marketing

El Producto sensible (arte) es el que está creado con un amplio grado de libertad creadora respecto a las variables del mercado y se consume en un espacio íntimo. Es la intimidad la clave para comprender cómo se da el consumo de productos artístico-culturales.

La teoría y modelo del producto sensible y del marketing sensible nace de la ausencia de respuestas claras- al menos para sus creadores- para estas preguntas. La mayoría de los libros al respecto, Colbert, Cuadrado, Mallowa, Kotler, y más, sólo reinterpretan el proceso de marketing pero no llegan al fondo de la cuestión.

El consumo sensible es una co-creación

El producto sensible es el único producto que no está terminado por el artista. Lo termina el espectador al consumirlo y darle los significados que lo completan. (Estética de la recepción).

Toda obra tiene una serie de puntos de indeterminación: este precepto propone que toda obra es un ente inacabado, es decir incompleto. La obra de arte no es un absoluto que no requiera ser completado, por lo tanto deja huecos que el espectador-consumidor completa (Sánchez Vázquez, Adolfo, 2007: 52).

Para que se dé dicho consumo íntimo es necesario crear una experiencia de consumo diferente, una que vaya más allá de los sentidos o lo emocional, una que propicie el estado estético al que se refiere Schiller: Para Schiller la belleza junta los estados opuestos de sentir y pensar, deshace la oposición sin dejar un solo rastro de que hayan estado divididos alguna vez, es una especie de epifanía redentora que, aunque temporal enriquece profundamente al sujeto. (Shiller Federico, 1943: 86-88).

La percepción (en el caso de la experiencia estética) puede trascender al ego, ignorar sus propios intereses y ser altruista, no basada en la necesidad independiente (Pirámide de necesidades de Abraham Maslow). Por lo tanto la experiencia estética auto-realiza, satisface las necesidades más elevadas del ser.

Elementos de la experiencia sensible.

En la magnitud del beneficio obtenido por el consumidor-preceptor, el cual no es más una posesión única sino que es compartida con el auditorio, con el total de los que presencian la obra, causando un efecto que libera del sentido de propiedad individual.

Así hablan de los siguientes elementos :
-Anulación de la temporalidad, Integración de las partes, Aparición de nuevos significados, Experiencia sensible, Totalidad, Carencia de juicio valorativo, Inagotabilidad, Pérdida del sentido espacial y temporal, Redención-admiración, Pérdida del temor, miedo y control, Integración del ser, Autotélica.

La obra y su experiencia, es algo que no es exclusivamente tuyo solamente sino que puede ser de más personas, sin que por ello nos despojemos cuando ya lo poseemos dentro de nuestra intimidad. Esto es, en el mejor sentido del altruismo, la necesidad de compartirlo con urgencia y por ello lo recomendamos, esperanzados en repartir el bien a más personas. (Sastré Arturo: 2010).

La experiencia sensible, una aproximación para su diseño

En el caso del marketing, los productos son de calidad y se producen, los servicios son recomendables y se servucen y los productos sensibles son memorables, compartibles y se co-crean.

Los autores del libro, proponen para la experiencia sensible el modelo de los tres círculos:

1er círculo.- La creación del Producto Sensible, en este está el espacio íntimo intocable, lo único verificable es su calidad desde el punto de vista técnico. Se puede generar a partir de recursos culturales: patrimonio tangible e intangible.

2do círculo.- Definir: diseño de espacios de contacto, ubicar elementos periféricos, materiales informativos, uso de tecnología 2.0, artículos promocionales o de recuerdos, contemplar entre los componentes periféricos del montaje: elementos sorpresa. Este círculo, crea condiciones para la receptividad en la intimidad de la audiencia e incrementa competencias para lograr el consumo sensible.

3er círculo.- Definir el tipo de experiencia: promesa de intimidad, al adquirir el producto sensible usted…,revisar nombre de producto, determinar percepciones insights actuales y determinar los que se pretenden lograr, construir mensaje, debe buscar ser parte de la experiencia en sí mismo (interactividad, muestreo), selección de medios y herramientas.

Concluye entonces la experiencia de la obra del autor en la Compartición generando una construcción de comunidad conformada por el creador y todas las personas que se encontraron con el producto(s) sensible.
                                        Conferencia de Arturo Sastre y Eduardo Azouri 
                                        sobre contenidos en su libro Arts & Marketing
                                                         http://artsandmarketing.com